Propósito y Valores, Elementos clave de la empresa

Os invito a imaginar que sucedería si todas las personas que trabajan en una empresa, supieran para qué trabajan, qué es lo que la empresa desea conseguir como empresa y como grupo de personas que trabajan en un proyecto empresarial.

IMG_2318   Y, reforzando esta idea, imaginaos que sucedería si cada una de las personas que trabajan en una empresa supiera la razón de ser de su puesto de trabajo, cómo su actividad y resultados contribuye a la consecución del fin de la empresa.

Igual os parece utópico, y no lo es. Los empresarios y directivos que hacen este esfuerzo, de conocimiento interno, para encontrar su propósito – razón de ser, y lo enseñan a sus colaboradores, consiguen cohesión y actitud frente al trabajo de toda la organización, y les es mucho más sencillo dirigir la compañía.

Defino el Propósito o Razón de ser a la diferencia que como empresa queremos aportar a este mundo. Aquello por lo que vamos a trabajar y luchar para conseguir lo que sentimos y queremos hacer en este mundo.

En muchas empresas se habla de Misión y Visión, olvidando el Propósito, para mí Misión es la estrategia que pondremos en marcha para poder cumplir con nuestro Propósito y la Visión es imaginar el mundo una vez hayamos conseguido nuestro Propósito. Elemento clave para desde allí visualizar las etapas que debemos cubrir y cómo las hemos hecho.

Los Valores nos aportan el marco de referencia para realizar nuestro Propósito.

Los Valores son el DNA de una empresa, la identifica claramente, al igual que las personas, no se modifican con el tiempo, salvo cambios de propiedad de la empresa.

Para mantener vivos los Valores hay que vivirlos; cuando se premia o regaña, en los procesos de contratación, valoración, reconocimiento, desarrollo profesional, delegación en la toma de decisiones, etc. Qué sucede cuando contratamos a alguien que no vive nuestros valores, pues chirría en la organización, y se oyen los comentarios, – quién ha contratado a esta persona – qué le han visto – por qué esta aquí.

El gran freno a la Delegación de la toma de decisiones, gran dificultad en las empresas en crecimiento, es no tener claros los Valores, o sea el marco de referencia por el que se toman las decisiones en la empresa.

Cuando se incorpora una nueva persona en la organización es imprescindible asegurarse de que es afín a los valores de la compañía, ya que simplifica la integración y la colaboración con otros empleados. Realizar las preguntas adecuadas para conocer la afinidad con nuestros valores es el gran reto de la contratación de nuevos candidatos.

Vivir el Propósito y los Valores aporta un sentido de pertenencia a la empresa: Nosotros queremos realizar esto en el mundo y actuamos de esta manera para conseguirlo y así, además, somos más reconocibles. Los proveedores y clientes conocen nuestros valores y saben a qué atenerse en las relaciones comerciales mutuas.

Para descubrir los Valores de una empresa lo mejor es preguntar y les aseguro que los mejores conocedores de los valores de la empresa son los colaboradores, preguntarles a ellos resulta imprescindible para descubrirlos y lanzar acciones para hacerlos vivos en la empresa.

El hacer partícipe de este ejercicio a los colaboradores, consigue una excelente aportación y seguimiento de los Valores en el futuro. Son suyos, de la empresa.

Empresarios y directivos, no temáis por que los colaboradores descubran Valores en los que no os identificáis, en mi experiencia con los talleres que facilito esto no ha ocurrido nunca. Vosotros los habéis contratado y algo habéis encontrado en ellos que os era familiar. Esta cosa familiar son los Valores.

Todos tenemos valores, la empresa debe vivir aquellos valores que son comunes a todos y sirvan como marco de referencia para la consecución del Propósito.

Propósito y Valores, elementos clave, no lo olvidéis.

CategoriesUncategorised

Leave a Reply