Servant leadership – el Liderazgo al Servicio

Servant Leadership es estar al servicio de los demás para conseguir algo importante conjuntamente. Lograr que las personas tengan sentido de pertenencia y estén orgullosos de formar parte del equipo.

El Servant Leadership requiere una serie de habilidades que le permitirán conocer bien a las personas de su equipo. Tener calma, saber escuchar, mantener un pensamiento positivo ante las situaciones son habilidades imprescindibles para conectar y establecer vínculos con las otras personas.

El Servant Leadership conoce a los miembros del equipo y los talentos que cada uno posee y facilita los elementos necesarios para que puedan desarrollar el alto rendimiento que se espera de ellos y alcanzar los objetivos propuestos.

Para ello es preciso empoderar a las personas del equipo, permitir que tomen las decisiones y desarrollen sus capacidades y utilizar sus conocimientos y habilidades en el ejercicio de su trabajo.

Empoderar y ceder decisiones requiere una gran confianza que será avalada por el ejercicio del “Apoderamiento Personal Continuo”, en la reunión periódica de rendición de cuentas (accountability) de las decisiones tomadas y los resultados obtenidos.

Empoderar es Delegar, y esto significa tener la autonomía necesaria para la realización. Una delegación va acompañada de un objetivo claro y un resultado esperado, por consiguiente, de una rendición de cuentas.

No olvidemos el seguimiento de la toma de decisiones y resultados periódicos que se realice en las reuniones periódicas y regulares establecidas al respecto.

Rendir cuentas no es una evaluación y aconsejo que no esté relacionada con la retribución extraordinaria o bonus.

El líder y su colaborador deben establecer los criterios de la rendición de cuentas en la sesión del “Apoderamiento Personal Continuo”. Criterios relativos a los objetivos, los resultados esperados, los aprendizajes, las dificultades encontradas y las responsabilidad de la acciones realizadas. Todo ello bajo la lupa de los valores de la compañía. Estas sesiones individuales deben tener lugar cada tres o cuatro meses. El líder debe encontrar tiempo para estas sesiones para dar y recibir feedback.

El Servant Leadership participa activamente en estas sesiones de Desarrollo Continuo de Desempeño para ayudar a comprender el porque de los resultados y generar el espacio de confianza necesario para mantener el sentido de pertenencia tanto al equipo como a la compañía.

Apoderamiento Personal Continuo – documento de trabajo

Servant Leadership – extracto del libro: The Organizations' Glue

Deja un comentario