#7 Los Valores y el Propósito se viven en la Organización

Los Valores y el Propósito forman parte de la “CULTURA” de la organización. Tom Rath en el prólogo del libro de Kevin Oakes, “Culture Renovation” asimila la cultura de la compañía al mortero de unión de los ladrillos de una edificación.

Dice cuando el mortero es fuerte los ladrillos están más unidos y duran más, por el contrario, si el mortero no es lo suficientemente fuerte enseguida se abren grietas y peligra la fortaleza de la edificación. 

En mi libro “El Pegamento de las Organizaciones” defino la cultura de la compañía al conjunto de los Valores el Propósito y un Objetivo a muy largo plazo (>10 años) que hace el efecto de catalizador para que las tareas se orienten a las necesidades del día a día alineadas a los logros y objetivos a alcanzar.

Los Valores son el modo de hacer, en Scaling Up decimos que representa el ADN de la organización. Los valores se manifiestan en el día a día de la toma de decisiones, desde el interior de la compañía en las tareas de contratar nuevos empleados, reconocer y premiar desempeño, llamar la atención a quien no los vive, también es las razón de despido a quien los vulnera repetidamente, cómo decidimos y tratamos a los proveedores, a los clientes, etc.

El Propósito o Razón de ser, (un término más apropiado que Misión) constituye el “porqué” que hay detrás de todo lo que hacemos, es decir el impacto que nuestra empresa hace en el mundo.

Una organización con cultura, Valores y Propósito hace que las personas que trabajan en ella se sientan mejores, con claras razones de lo que quieren y cómo lo hacen y capaces de aceptar la vida y vivir con armonía, en el trabajo y también al terminar la jornada con la pareja, la familia, los amigos, etc.

Construir una Cultura que sirva a un propósito construye un mayor bienestar de los empleados. Para esta construcción es imprescindible la completa involucración de la propiedad o en organizaciones corporativas de los Directivos al mando.

Crear una cultura organizativa necesita del interés demostrado por parte de la dirección de la compañía. Y esto es fundamental para crear confianza en el proceso.

Para acometer este Hábito sugerimos:

  • Conocer los Valores, el Propósito está bien descrito y todos los empleados son conscientes de ello
  • Los directivos y mandos intermedios se refieren a los Valores y el Propósito cuando premian o tienen que llamar la atención
  • Los procesos y actividades del departamento de Personas (RRHH) están alineados con los Valores y el Propósito (contratación, orientación profesional, valoración, reconocimiento, etc.)
  • Cada trimestre se identifica e implementan acciones que refuercen los Valores y el Propósito en la organización

Para más información, contactar con: lluisgras@scaleupbusiness.eu  

The Organizations' Glue

Deja un comentario